Cientos protestan por la igualdad educativa en EEUU

María Peña, La Opinion

Washington – Con megáfono en mano y el apoyo de centenares de manifestantes, la estudiante dominicana Jessica Morillo de El Bronx denunció frente a la Corte Suprema de Justicia de EEUU las malas condiciones de las escuelas públicas y la falta de igualdad de oportunidades para las minorías.

A cuatro días del 60 aniversario del histórico fallo del Tribunal Supremo en el caso“Brown v. Board of Education, que prohibió la segregación de las escuelas públicas, Morillo y más de un centenar de padres, maestros y estudiantes exigieron la protección del dictamen y el cumplimiento de su promesa de igualdad para todos.

Para Morillo, activista del grupo Urban Youth Collaborative, poco ha cambiado desde 1954 porque estudiantes negros y latinos asisten a escuelas privadas de recursos y oportunidades.

“Quiero ser enfermera pero en mi escuela en Nueva York no hay consejeros que nos ayuden para ir a la universidad… la falta de recursos hace que muchos estudiantes se desanimen y terminen en la cárcel, en vez de una universidad”, dijo Morrillo, que cursa el penúltimo año de secundaria en El Bronx International School.

Hace 60 años

En el caso ante el Tribunal Supremo, padres y niños de Kansas retaron la política de segregación racial en las escuelas públicas y fue un precursor clave en el movimiento de los derechos civiles en EEUU.

Según los activistas, algunos sosteniendo sombrillas para protegerse del sol calcinante, 60 años después, el éxito futuro de los estudiantes depende de dónde vive, su estatus migratorio y los recursos en sus escuelas.

Dennis Van Roekel, presidente de la Asociación Nacional de Educación (NEA), lamentó que muchas escuelas “parecen bodegas abandonadas” porque eso envía el mensaje de que “a nadie le importa estos niños”.

“Creemos que hace falta más progreso porque muchos latinos van a colegios donde no hay tecnología adecuada ni maestros bien preparados o recursos para prepararlos para la universidad”, dijo Karina Camacho, de la Liga de Ciudadanos Latinoamericanos Unidos (LULAC).

La protesta forma parte de diversos actos organizados toda la semana por la Alianza para Reclamar Nuestras Escuelas, que lucha contra el cierre o privatización de las escuelas públicas.

Contra el cierre de escuelas

En paralelo, una coalición de grupos cívicos presentó este martes sendas quejas enChicago (Illinois), Newark (Nueva Jersey) y Nueva Orléans (Luisiana), dirigidas contra los departamentos de Justicia y Educación, en contra del cierre de escuelaspúblicas.

Por su parte, el grupo “Journey for Justice” divulgó un informe sobre la “muerte” lenta que, a su juicio, están sufriendo las escuelas por recortes a la educación, y cómo el cierre de esos colegios está afectando a distritos con alto porcentaje de minorías.

 Un mapa del informe muestra cómo en Nueva Orléans solo quedan cinco escuelas públicas, mientras que en Nueva York 140 han cerrado desde 2002

 Lucenda Noches-Talbert es nieta de una fallecida activista de los derechos civiles; Lucenda Todd, que contribuyó al caso “Brown v. Board of Education” y viajó desde Kansas para apoyar a los manifestantes.

 “Si mi abuelita viera la situación de nuestros niños, la falta de recursos, el destamentalmiento de programas de acción afirmativa, y la creciente segregación de escuelas pobres y escuelas de ricos, creo que se espantaría. Tenemos que preservar su legado y proteger este histórico fallo”, subrayó.